7 razones por las que los autos ecológicos son mejores para el medio ambiente

La próxima amenaza del cambio climático es una que no se puede evitar, ignorar o subestimar. Las actividades de la raza humana desde la revolución industrial han hecho inevitable un cambio catastrófico en el medio ambiente de nuestro planeta. Hay varios contribuyentes diferentes, muchos de los cuales están en el nivel industrial a gran escala, y las personas individuales no tienen ningún impacto. Sin embargo, un factor que muchas personas pueden controlar es qué automóvil conducen.

En aproximadamente un siglo, el automóvil pasó de ser apenas existente a ser básicamente universal; hay autos absolutamente en todas partes, y el efecto combinado de todos esos autos ha sido acelerar  la llegada del calentamiento global.

Ser parte de la comunidad de autos ecológicos es una de las acciones más impactante que puedes hacer para proteger el medio ambiente. A continuación, echa un vistazo a las formas específicas en que los autos ecológicos son buenos para el medio ambiente.

Escoger el tipo de auto.

Cuando hablamos de autos ecológicos, en realidad hablamos de diferentes tipos de automóviles, y aunque todos tienen en común que son mejores para el medio ambiente que un automóvil típico que funciona con gasolina; cada tipo de automóvil logra esto de manera diferente; en particular con el tipo de combustible que usan. Los 3 tipos principales de autos ecológicos son los híbridos, los eléctricos y los de biodiésel.

Híbrido

Un auto híbrido tiene dos motores, uno normal que funciona con gasolina y otro eléctrico. En su mayoría, el motor de gasolina es el que se usa para alimentar el automóvil. El motor eléctrico solo se usa en uno de dos casos. Uno, cuando un automóvil está en baja velocidad, entre freno y drive, como conducir en una ciudad o en el tráfico, aquí el motor eléctrico se hará cargo, y dos, cuando el motor se esfuerza, tal vez debido a la aceleración rápida, el motor eléctrico arrancará y agregará algo de potencia al motor de gasolina. A pesar de estar impulsado principalmente por gasolina, estos dos cambios reducen significativamente las millas por galón de un automóvil.

Eléctrico.

Mientras que un híbrido usa tanto el motor de gasolina como el eléctrico; un auto eléctrico solo tiene el motor eléctrico. Eso significa que evita por completo muchos de los problemas ambientales con otros automóviles, incluso con otros automóviles ecológicos. Sin embargo, los autos eléctricos tienen sus propios problemas. Para el consumidor, uno de los aspectos más relevantes es que un motor eléctrico simplemente nunca será tan poderoso como un motor de gasolina. Son perfectamente funcionales cuando se trata de velocidades de carretera y menores, pero en términos de aceleración agresiva o altas velocidades máximas, los autos eléctricos no tienen un alto rendimiento. Para la gran mayoría de los conductores, que solo necesitan pasar del punto A al punto B, esto ni siquiera debería ser un tema a cuestionar.

Biodiésel

Los autos biodiesel son autos que tienen motores tradicionales, pero no queman gasolina como combustible. En cambio, queman una forma específica de combustible que está hecha de bio-materia, usualmente maíz. El combustible diferente que usan los autos biodiesel los hace significativamente más ecológicos, incluso si son estructuralmente más similares a los autos tradicionales.

En última instancia, el tipo de automóvil que deseas manejar depende de ti. Si vives en el medio de la nada y te gusta manejar tu auto a altas velocidades de vez en cuando, entonces nadie te va a culpar si no quieres conducir un vehículo completamente eléctrico. Pero sea cual sea la preferencia que tengas, hay un montón de autos ecológicos para elegir.

Es posible que también te interese: ¿Qué coche comprarle a tu hijo con edad para manejar?

 

¿Qué coche comprarle a tu hijo con edad para manejar?

Los tiempos han cambiado, sobre todo en el sector automovilístico. Las nuevas tecnologías convierten a los vehículos en ordenadores con ruedas capaces de identificar y prevenir riesgos e incidencias antes imposibles de prever.

La seguridad y la comodidad al volante que aportan estos avances resultan básicos a la hora de decidirse por uno u otro coche para los nuevos conductores de la casa.

Antes por varias razones, el nuevo integrante en la conducción de la familia pasaba a recibir un coche viejo y con bastante uso a los nuevos conductores (haciendo que cotizar un seguro de auto muy difícil o caro para el nuevo integrante). Los accidentes que podrían ocurrir al viejo coche eran unos de los principales factores que argumentaban para que se le diera un coche viejo.

Hoy en día, expertos y profesionales del motor aconsejan todo lo contrario. La seguridad y las prestaciones de los nuevos utilitarios deben primar ante los posibles golpes que puedan producirse. Los coches de ahora corren más y es preciso dar prioridad a la seguridad por lo que cotizar un seguro de auto para coche nuevo es una necesidad para proteger el patrimonio.

Esto es precisamente lo que aconseja Miguel García Puente, director técnico de la revista Autopista. “A la hora de elegir un coche para alguien que necesite aprender es importante tener dos factores en cuenta: en primer lugar, la seguridad y en segundo, que cuente con las prestaciones suficientes que le ayuden a evitar la acumulación de estrés adquirida durante el proceso de aprendizaje”, apunta.

Por ello, destaca que la evolución de los vehículos, ablandando los embragues, facilitando la conducción con detalles como el encendido de los faros automático o la activación de los limpiaparabrisas, ayudará a que el conductor principiante aprenda con mayor comodidad.

¿Qué características?

Las características básicas que debe tener el coche más adecuado para una persona que acaba de aprobar el examen de conducción son las siguientes:

  • Debe ser muy suave de conducir.
  • Que no sea de un tamaño superior a los cuatro metros de largo.
  • Debe estar lleno de sistemas de seguridad.

García Puente destaca, que no hay que considerar superfluas muchas de las prestaciones que incluyen los nuevos vehículos.  Para la mayoría de las ocasiones, estos extras suelen ser muy útiles para aquellos que inician en el mundo de la conducción.

Qué tipo de coche escoger

El tipo ideal de coche para este tipo de casos estaría entre los coches son aquellos clasificados como “ciudadanos” o “utilitarios”. Por lo general son los más pequeños de la gama pero permiten la posibilidad de ir totalmente equipados y en algunos casos vienen con seguros para los conductores ya incluidos.

De este modo, resultan muy suaves a la hora de conducirlos, su longitud está por debajo de los cuatro metros, lo que dota de una mayor visibilidad al conductor y están provistos de todo tipo de sistemas de seguridad.

Coches de segunda mano

A menudo, todas estas prestaciones suponen un desembolso elevado. Sin embargo, estas mismas claves son aplicables a los coches de segunda mano.

Algunos expertos recomiendan que, en el caso de decidirse por un coche usado, es importante que no sobrepasen los 4 años de antigüedad y que estén muy bien equipados.

Ademas no debes olvidar cotizar un seguro de auto en línea o con algún agente para tener la certeza de que tu hijo tendrá toda la protección posible al salir a manejar.

Estas “ayudas” pueden parecer un poco de confort o superfluas para el conductor experto, sin embargo, para los aprendices suponen un gran grado de reducción de estrés.

Es posible que también te interese: Consejos para viajar con niños en coche

Consejos para viajar con niños en coche

Sin duda alguna, el viajar por carretera con tu familia puede ser una experiencia memorable y agradable que perduraran en los recuerdos de tus hijos. Hay muchas cosas que hacer antes de hacer el viaje por la carretera. Debes de planear bien el viaje y el destino para evitar cualquier problema de alojamiento y precios sorpresas que puedan surgir.

Además, te recordamos que debes de contar con un seguro para autos para poder transitar por las carreteras que hay en México. Puedes buscar la que más te convenga por precios o coberturas en un gran número de compañías de seguros que hay en el mercado.

A continuación, recopilamos algunas recomendaciones que dan algunas compañías de seguros, tu próximo viaje ser una experiencia placentera y libre de contratiempos.

Establece reglas

Antes de iniciar el viaje en carretera, deja en claro las reglas y limitaciones que habrá con los niños. Cosas como no gritar, no sacar las manos por la ventana, no estarse levantando del asiento y evitar peleas entre hermanos son algunos buenos ejemplos. Hacerles saber estas reglas aumentara tus posibilidades de tener un viaje seguro y tranquilo.

Lleva audífonos

El conductor debe prestar atención al camino en todo momento, y si no deseas estar distraído por la música de los juegos que tienen los niños o con la música que tanto les gusta repetir una y otra vez. El llevar unos audífonos para que tus pequeños puedan disfrutar de sus canciones y juegos favoritos en sus dispositivos es una gran idea para no perder la cordura durante el viaje.

Elige unos audífonos cómodos para que los niños estén distraídos en sus cosas mientras manejas.

Prepara tus provisiones

Viajar con niños en ocasiones puede ser una misión complicada, pero si te preparas con anticipación, puedes librar fácilmente cualquier imprevisto. Las compañías de seguros hacen hincapié en que los niños deben ir con su cinturón de seguridad en todo momento y sugieren llevar bocadillos para que las emergencias ocasionadas por mareos se puedan solucionar en cuestión de segundos.

Asegúrate de llevar en el auto algunas botanas y bebidas, así como bolsas de plástico, servilletas, una solución limpiadora y un cambio de ropa.

Aprovecha para tener tiempo familiar

Aunque en la actualidad los dispositivos distraen mucho a tus hijos para poder sobrevivir el viaje, piensa que pasar tantas horas en carretera pueden ser un buen momento para tener una convivencia familiar única.

Prueba hacer algunos clásicos juegos de carretera como el detectar objetos en el camino, algún juego como: “veo veo” o “palabras encadenadas”. Así no solo mantendrás a los niños ocupados, sino que te ayudaran a moderar las horas que pasan frente a los dispositivos.

Procura viajar de noche

El viajar de noche es una excelente estrategia para poder tener un tranquilo y sencillo viaje, pues eventualmente los niños se quedarán dormidos. Si haces esto, tomate un tiempo para descansar antes del trayecto, revisa que tus hijos no duerman acostados, sino sentados y con el cinturón de seguridad en todo momento mientras estés en movimiento.

Busca más recomendaciones en el blog como: Consejos para contratar un seguro por internet.